cabNoticias

Entrevista a Vicente Segura Páez. Antiguo alumno y fisioterapeuta de la Real Federación Española de Balonmano

Vicente 1ok

La exigencia de un deporte de elite obliga a estar en las mejores manos, además de una correcta preparación tanto física como mental. En ambos contextos desempeña su trabajo Vicente Segura Páez, antiguo alumno de Fisioterapia de la Facultad de Enfermería y Fisioterapia Salus Infirmorum del Campus de la UPSA en Madrid. En esta entrevista recuerda sus años universitarios, sus primeros pacientes y la importancia de dedicarte con esmero a lo que te gusta.

Segura Páez realiza su trabajo actualmente en la Real Federación Española de Balonmano, pero previamente formó parte del Atlético de Madrid de Fútbol Sala Femenino de primera división, del Madrid Club de Fútbol Femenino (fútbol 11) en segunda y primera división, de la Selección Brasileña Absoluta Femenina de Fútbol Sala y de la Federación Española de Gimnasia de Trampolín.

1. ¿En qué consiste exactamente su trabajo en la Real Federación Española de Balonmano?

El trabajo, a veces, depende más de lo que te permitan hacer que de lo que puedas hacer. Durante estos cinco años que llevo en la Selección he coincidido con varios seleccionadores y cada uno tiene sus propias manías y rutinas. Algunos te dejan trabajar parte en los entrenamientos y el gimnasio -con programas de prevención, por ejemplo- y otros prefieren que te limites a los tratamientos.

Mi trabajo en concreto, por suerte, es amplio y no me dedico simplemente a tratar a los jugadores durante la competición, sino que me dan cierta ‘libertad’ para poder trabajar aspectos más individuales con jugadores que lo necesiten. También es cierto que la Selección no es como un equipo, aquí a nivel logístico podemos disponer de casi todo lo que necesitemos (siempre dentro de una lógica) y eso también te permite ampliar tu nivel de actuación.

2. A la hora de afrontar una competición, ¿qué pesa más el aspecto físico o el mental?

Por mi experiencia, son los dos igual de importantes. En una competición a nivel físico necesitas estar en la mejor forma posible, eso es algo indudable y en lo que se trabaja durante todo el año con tu club y de forma individual; pero el aspecto mental te da ese plus durante los partidos que te hace seguir cuando tu cuerpo a veces no puede. Eso también se entrena, y cada vez se le presta más atención y se trabaja más con las nuevas generaciones.

3. ¿Una buena motivación evita lesiones físicas?

Sí y no. En una lesión intervienen muchos factores, tanto los factores físicos (algunos de los cuales puedes controlar al poderlos entrenar y otros no, al ser fortuitos) como los psicológicos. Durante un partido, si no estás bien centrado, puede aumentar tus posibilidades de caer lesionado; al final no estás prestando toda la atención que requiere el esfuerzo que estás realizando y es más fácil lesionarse.

4. ¿Qué consideraciones hay que tener en cuenta para hacer deporte de manera segura?

Básicamente, la educación. Hoy en día cuidarse y la cultura del deporte ha crecido mucho; es raro no ir por la calle y ver a gente corriendo, montando en bici o acudir a los gimnasios. A mucha de esa gente nunca le han enseñado a hacer deporte ni a cuidarse, a cómo actuar frente a una lesión más que a quedarse en reposo. Poco a poco los deportistas van ‘aprendiendo’ a utilizar todos esos recursos, ya no solo los médicos, sino también los preparadores físicos o los fisioterapeutas, y ya a más alto nivel incluso los psicólogos deportivos que hacen un gran trabajo.
En resumen, prepararse bien para lo que vas a afrontar y no pasar de 0-100 en una semana, además de escuchar los consejos de los profesionales que te pueden ayudar.

5. ¿Qué rutinas puede realizar un estudiante universitario para prevenir problemas físicos?

La vida del estudiante es sedentaria, así que el consejo es simple: moverse. Tampoco les puedo decir mucho más de lo que ya saben: el deporte es salud y el cuerpo está hecho para moverse, así que básicamente que hagan deporte y se diviertan y despejen. Es algo que les ayudará a nivel físico y mental.

6. Usted estudió en la Universidad Pontificia de Salamanca, ¿qué destacaría de su etapa universitaria?

De mi etapa universitaria tengo muchos y muy buenos recuerdos. Desde la primera salida que haces con tus nuevos compañeros para conocerte, los profesores que te acompañan durante la carrera -de los que tienes mejores o peores recuerdos-, las prácticas por los hospitales, tener tu primer paciente y el miedo de que según le cogías se te fuese a partir en dos en la camilla... Fueron tres años muy buenos, de los que disfruté muchísimo y aprendí aún más.

7. ¿Qué valores de su etapa universitaria siguen presentes en su ejercicio profesional?

En la universidad siempre nos enseñaron a ir un poco más lejos, a no conformarte con lo que podías aprender durante la carrera, sino a seguir con esas ganas de aprender, de saber y de ver cómo puede ser la mejor forma de ayudar al paciente que confía en ti para recuperarse. Al final consiste en dar lo mejor de ti, no quedarte en tu zona de confort y atreverte con todo.

8. Si tuviera que darle un consejo a un alumno que en estos momentos se está formando en fisioterapia, ¿qué le diría?

¡Disfrutad todo lo que podáis de la carrera! Exprimid y sacad todo lo que podáis de los profesores, los compañeros y de las experiencias que viváis durante los cuatro años. Fisioterapia no es de lo más fácil que puedas estudiar, pero sí de lo más bonito y gratificante. Atreveos con todo, con trabajos que penséis que no estáis preparados o con cursos que os gusten; que nunca dejéis de estudiar, para bien o para mal la fisioterapia avanza mucho y es necesaria la formación continua, seguir aprendiendo y nunca quedarte atrás.

9. Un libro

El Médico, de Noah Gordon.

10. Una película

La primera saga de Star Wars.

11. Un lugar en el mundo

Cualquiera en el que poder perderme, disfrutar y desconectar.

12. Si no se hubiera dedicado al ámbito de la fisioterapia, ¿a qué se habría dedicado?

No siempre tuve claro estudiar fisioterapia, pero a día de hoy volvería a escogerla sin dudarlo. Aún así, si no hubiese estudiado fisioterapia, hubiese estudiado medicina, INEF o incluso para ser piloto (cosa que nunca la daré por descartada)

Facultad de Enfermería y Fisioterapia Salus Infirmorum

Calle Gaztambide, 12. 28015, Madrid | ESPAÑA
+34 91 447 72 23
info@salusinfirmorum.es

UPSA SEDE CENTRAL EN SALAMANCA

Calle Compañía, 5. 37002, Salamanca | ESPAÑA
+34 923 277 150
sie@upsa.es